Análisis Arquitectonico: Salamanca cuenta con dos catedrales una de influencia románica y la otra con influencia gótica, la antigua catedral se encontraba en uso y era de sólida y magnifica construcción cuando se comenzó a construir la nueva.
La nueva catedral se proyectó tangente a la antigua, en un emplazamiento privilegiado sobre la colina más alta de la ciudad de Salamanca.
Esta catedral es una de las ultimas que se realizo en estilo gótico, no solo en España, sino en Europa.
La catedral vieja es uno de los monumentos eminentes del arte románico. Se había comenzado simultáneamente por la cabecera y los pies, plantándose también entonces las basas cilíndricas de los pilares de las naves. Así las partes más arcaicas son por un lado el pórtico y por el otro los ábsides. Remata el conjunto la Torre del Gallo con sus dobles ventanas y sus fuertes nervios.
Se construyó entre los siglos XIII y XIV, de estilo románico, fue uno de sus artífices Juan francés. La parte más importante es la capilla de San Pablo, antigua sala Capitular, con cúpula bizantina que en su exterior forma una pirámide de 16 lados.
El interior del templo es impresionante por sus columnas que partiendo del suelo como nervios se abren en las bóvedas como grandes palmeras, formando nervios entrecruzados. En el transepto solo se conservan completos dos tramos del mediodía, cercados los del otro lado por la construcción de la Catedral Nueva.
LA CATEDRAL NUEVA
La catedral nueva fue construida durante los siglos XVI, XVII y XVIII, junto con la de Segovia, es una de las ultimas manifestaciones del gótico. De planta de salón, tres naves y otras dos mas de capillas-hornacina, terminadas en girola poligonal.
Exteriormente presenta este templo la vistosa organización del gótico final, la impresión de conjunto es grandiosa por su elevación y sentido arborescente y ascensional con frondosos adornos destacando la fachada principal, así como el graduado escalonamiento de las naves.
El interior de la Catedral Nueva por su planimetria, dimensiones y altura se asemeja con el de la catedral de Sevilla, además su decoración es rica y elegante. La bóveda correspondiente al altar mayor está suntuosamente dorada y policromada.
En los costados laterales y en la cabecera impera un ponderado equilibrio entre vanos y macizos, pues los ventanales altos de la nave mayor se rasgan con amplitud genuinamente gótica.
En el claustro, es donde se unen las dos Catedrales, enlazándose el románico y el gótico; el ingreso se realiza a través de una magnifica puerta románica de columnas entorchadas y capiteles de bellísima factura, el claustro da acceso a cuatro capillas: La capilla de Talavera (antigua sala capitular), la capilla de Santa Barbara, la capilla de Santa Catalina y la capilla de San Bartolomé.

  • FriendFeed compartir
  • Facebook'compartir
  • Twitter'compartir
  • Related post

    Loading...

    Sin comentarios.

    Tema: Wordpress