Diseño de centros médicos: evitar la propagación de infecciones hospitalarias

Los diseñadores y arquitectos que intervienen en el diseño de los hospitales, clínicas y centros médicos, pueden jugar un papel importante para ayudar lidiar a los hospitales con el tema de la transmisión de enfermedades infecciosas a través de sus diseños y consecuentes efectos en el control de enfermedades. En colaboración con el equipo de control de infecciones del hospital y los consultores apropiados, los arquitectos diseñadores de los centros médicos y hospitales, pueden desempeñar un papel positivo en la realización de ambientes para que los hospitales sean más seguros tanto para pacientes y como para el personal.
Uno de los problemas más acuciantes, en el sistema sanitario, es la presencia de una enfermedad infecciosa nosocomial, también conocidas como las infecciones adquiridas en el hospital o centro sanitario, estas enfermedades adquiridas por los pacientes en los centros médicos son una causa muy significativa de morbilidad y mortalidad. Un diseño adecuado de las instalaciones puede tener una fuerte influencia en el comportamiento humano, que puede tener un impacto positivo en la reducción de las enfermedades infecciosas. La planificación y elección de los materiales con se construye y se diseñan objetos destinados a un centro médico, también juegan un papel en el control de la infección. El personal de control de infecciones son miembros valiosos del equipo de diseño y puede ser fundamental para apoyar el diseñador durante el proceso de planificación y diseño, en la creación de entornos que permitan reducir la posibilidad de transmisión de enfermedades infecciosas.

Puntos a tener en cuenta en el diseño de centros médicos para evitar la enfermedad nosocomial

:

Facilidad para la higiene del personal y visitante que están cerca o en contacto con los pacientes, es básico que tengan a mano donde lavarse la manos o dispensador de jabón antibacterial.
Uso de materiales como el acero, hormigón antibacterial, pintura antibacterial y en general superficies que tengan poca o nula posibilidad de albergar moho y bacterias.
Diseño de espacios claros, con esquinas que faciliten la limpieza.
Disposición de elementos necesarios como pantallas, tabletas, mesas etc que no propicien la contaminación cruzada con el paciente.
Espacios destinados al deposito de materiales como las basuras y desechos propios de un lugar sanitario, que en su retirada por el personal de aseo, no propicie la dispersión de agentes patógenos.
La colocación de equipos de protección personal, es decir, máscaras, guantes, etc siguen el mismo principio en el lugar adecuado como sumideros de lavarse las manos. Deben ser colocados donde los médicos pueden acceder a ellos y estén a la vista.
Las bacterias contraídas en el entorno de un centro hospitalario o médico pueden ser mortales, pero también pueden ser controlados a través de una higiene adecuada.

Como se transmite la enfermedad infecciosa en un hospital

Es básico para el diseñador de hospital o centro médico entender como se efectúa la transmisión de las enfermedades infecciosas, estas se transmiten a través de tres rutas principales:
1. Por contacto, tanto directos como indirectos (objetos inanimados y personas, que sirven de transporte a las bacterias infecciosas).
2. Gotas de gran tamaño, donde los microorganismos se dispersan de una persona a otra en distancias cortas.
3. Por el aire, donde los microbios a través de núcleos de gotitas se puede propagar a través de los sistemas de aire acondicionado. La mayoría de las enfermedades de origen nosocomial se transmiten en la primera modalidad, la de contacto.
La mayoría de las infecciones adquiridas en el hospital se contagian por contacto de un paciente infectado con el personal o equipos / superficies y luego a otro paciente que se infecta. Esta forma de transmisión es la que el arquitecto debe considerar en el diseño de los entornos clínicos.

Prevenir el contacto indirecto

Mediante la planificación, diseño y selección de materiales que ayuden en la reducción de enfermedades infecciosas.